Los mejores metrónomos. Comparación y características.

Korg MA-1

El metrónomo compacto Korg MA-1 reúne todas las características básicas de un metrónomo digital. El rango de tempo es de 30bpm - 252bpm y éste se puede ajustar de diversas maneras: subir y bajar el tempo de uno en uno o bien, y de forma similar a un metrónomo mecánico, por pasos de péndulo. Además este metrónomo Korg MA-1 dispone de una función denominada Tap Tempo, que permite ajustar el tempo que necesitemos rápidamente.

Otra característica imprescindible en este tipo de metrónomos es la variedad rítmica. El Korg MA-1 dispone de 9 pulsos diferentes (produciendo un sonido distinto en la primera nota de cada serie) además de ocho tipos de patrones rítmicos como por ejemplo tresillos o tresillos omitiendo el tiempo intermedio.

La pantalla de este metrónomo nos ayudará a seguir el tempo con el péndulo digital y un indicador de pulsos. También tiene salida de auriculares y es posible ajustar su volumen. Además de sus funciones como metrónomo, el MA-1 se puede usar como afinador gracias al tono de referencia que es capaz de producir, doce sonidos cromáticos desde la nota C4 (Do) a B4 (Si). Está disponible en dos colores: negro y rojo, o azul y negro.

Korg MA-2

Éste metrónomo Korg MA-2 es una evolución del exitoso Korg MA-1 y, además de poseer las mismas funciones del anterior modelo, tiene una serie de características mejoradas y otras nuevas. Una de las mejoras es la pantalla, un 30% más grande para una mejor visualización. Otra de ellas, e importante, es que Korg ha mejorado el sonido, ahora más potente y nítido. Como novedad, el Korg MA-2 tiene un modo temporizador, en el que al acabar el tiempo indicado, el metrónomo dará un aviso y se detendrá. El diseño de éste Korg MA-2 es mucho más actual que el anterior modelo.

Korg KDM-3

Lo primero que nos llama la atención de este metrónomo es su diseño, muy parecido a las formas de un metrónomo mecánico. Debido a ello no lo podemos considerar como un metrónomo portable.

El Korg KDM-3 tiene ocho sonidos de metrónomo (incluyendo uno que imita el sonido de un metrónomo mecánico) y 19 patrones rítmicos. En la parte superior tiene un botón que se ilumina y parpadea en dos colores, rojo y verde, lo cual es muy útil para seguir el tempo visualmente. Este metrónomo también dispone de un modo temporizador en el que al acabar el tiempo indicado, el metrónomo dará un aviso y se detendrá. Además de sus funciones como metrónomo y al igual que el Korg MA-1 y MA-2, se puede usar como afinador gracias al tono de referencia que es capaz de producir, doce sonidos cromáticos desde la nota C4 (Do) a B4 (Si).

También dispone este metrónomo de volumen ajustable y una conexión para auriculares.

Existe una edición limitada, en madera.

Korg TM60

Una de las características destacadas de este metrónomo/afinador es que ambas opciones pueden ser utilizadas simultáneamente, algo muy útil para la mayoría de los instrumentos. La gama tempo del metrónomo va de 30bpm a 252bpm y tiene tres tipos de ajustes de tempo y 15 variaciones rítmicas. El Korg TM-60 Posee una pantalla LCD retroiluminada cuyo brillo se puede ajustar en dos niveles.

El afinador tiene un generoso intervalo de detección de notas, abarcando desde la nota C1 (32,70 Hz) a C8 (4186,01 Hz) y además, se puede mejorar la detección del sonido con el micrófono Korg CM-200, aunque éste se vende por separado. Otro detalle útil del afinador es que posee unas marcas en la pantalla que nos indican la afinación de tercera mayor y menor, útil para agrupaciones o instrumentos polifónicos. Posee jack para auriculares.

 

Seiko DM51

Es un metrónomo pequeño, portable y con forma de pinza, de modo que puede engancharse en una partitura o en un atril. El rango de tempo es de 30-250 y dispone de 7 tipos de pulsos y 6 ritmos.

Aunque no dispone de auriculares sí que tiene ajuste de volumen.

Seiko DM71

Hermano mayor del anterior metrónomo con el cual comparte características a las que se añaden un par: Seiko DM71 es capaz de generar sonidos para ayudar a la afinación (desde el C4 al B4) y tiene una salida para auriculares.

Seiko SQ50

El Seiko SQ50 es un metrónomo básico, muy fácil de usar gracias a su rueda giratoria para seleccionar el tempo, cuyo rango va de 40bpm a 208bpm, en 39 pasos (similar a un metrónomo mecánico). Tiene control de volumen, dos sonidos diferentes para los pulsos y un led para ayudarnos visualmente a seguir los pulsos. Posee generador de sonido con dos notas de referencia A4 y Bb4.

Seiko SQ60

El metrónomo Seiko SQ60 es similar al anterior pero con un diseño más cuidado y alguna característica adicional. El rango de tempo es el mismo (40bpm a 208bpm), dispone de rueda giratoria para seleccionar el tempo, dos sonidos para los pulsos y también tiene generador de sonido con dos notas de referencia A4 y Bb4. Como nueva característica respecto al SQ50 nos ofrece la selección de 5 pulsos (0, 2, 3, 4, 6).

Seiko SQ70

Aunque el Seiko SQ70 no dispone de pantalla LCD, es posible que no la echemos de menos debido, en primer lugar, a la facilidad y rapidez para seleccionar el tempo gracias a su rueda giratoria y, en segundo lugar, a los leds situados en la parte superior que nos ayudarán visualmente al iluminarse con cada pulso. El rango de tempo es similar a un metrónomo mecánico, es decir, no podemos subir o bajar de uno en uno y abarca desde 40bpm hasta 208bpm. Este metrónomo tiene un generoso altavoz y la posibilidad de ajustar el volumen.

Tiene un generador de sonido (desde A4 hasta B4) y una entrada de auriculares.

Seiko DM90

El metrónomo Seiko DM90 nos ofrece ocho características con un tamaño y peso muy reducidos. Además de metrónomo dispone de reloj, temporizador, cronómetro, alarma, temperatura, medidor de humedad, y generación de sonido. Estas características pueden ser usadas simultáneamente, es decir, podemos ajustar el temporizador y usar el metrónomo, etc.

El rango de tempo es de 30bpm a 250bpm. Podemos seleccionar entre 9 pulsos o tres ritmos distintos. El generador de sonido produce una nota entre el C4 y B4. Por último, este metrónomo también dispone de ajuste de volumen. Uno de los contras del Seiko DM90 es que no tiene botón de apagado por lo que la pantalla permanece siempre encendida.