¿Comprar un piano nuevo o de segunda mano?

    1. Pianos acústicos o electrónicos
    2. Piano acústico vertical o acústico de cola
    3. Piano nuevo o de segunda mano
    4. ¿Debe probarse el piano antes de la compra?
    5. ¿Qué pianos buscar?
    6. Orientación de precios

Autor: Luis Nogueira - pianos-afinador.com





Pianos acústicos o electrónicos

Casiotone 701, MT-500, ToneBank, SK-1

El proceso de compra de un piano lleva a pensar en varias opciones, sobretodo según el presupuesto y el espacio disponible, o la finalidad de ese piano.

Un piano acústico nuevo puede costar desde 3.000€ un vertical a 200.000€ los gran colas de los mejores auditorios.

En el mercado de segunda mano se venden pianos con pocos años desde su fabricación y que han sido bien tratados, que su utilidad es igual que uno nuevo y por menor precio. Pero también hay pianos usados que el precio del traslado ya sería mayor que el precio del piano.

Y de pianos electrónicos (nuevos, con tecla contrapesada y de marca conocida) se pueden encontrar desde 600€ los más sencillos a pianos electrónicos híbridos (mecánica de piano de cola y con una tabla de resonancia como altavoz) que llegan a los 15.000€ el modelo más caro.

Así que si se busca un piano, para empezar hay que tomar la decisión de comprar uno vertical, uno de cola o uno electrónico. Tanto se puede empezar a practicar seriamente con uno acústico como con uno electrónico, actualmente hay pianos electrónicos con buena pulsación y sonido. A veces el paso de un tipo de piano a otro no es directo y causa dificultad, aunque tienen teclas del mismo tamaño, se nota en la manera de tocar, la sensibilidad y por cómo se produce el sonido final.

En caso de hacer estudios reglados de piano clásico, para el grado elemental se puede practicar en casa tanto con uno acústico como con uno electrónico (aunque se recomienda empezar con el acústico directamente). Para el grado profesional se necesita un acústico vertical o uno de cola (sobre todo si hay previsión de hacer el grado superior). Y para el grado superior de interpretación se necesita un piano de cola.

Actualmente las ventajas de los pianos electrónicos (poder tocar de noche, variar el volumen de salida, grabarse fácilmente y utilizar diferentes sonidos) se pueden conseguir en un piano acústico instalando un sistema “silent” en el piano. Las ventajas del poco peso y movilidad de un piano digital son aspectos importantes a tener en cuenta que el acústico no tiene en ningún caso.

De entrada no es recomendable comprar pianos electrónicos de segunda mano porque la vida útil depende mucho del trato que le hayan dado anteriormente. La vida útil de un piano electrónico es mucho menor que la de un piano acústico, un piano acústico bien cuidado llega a los 50 años fácilmente sin más que afinar y hacer alguna regulación general dentro de esos 50 años, y las reparaciones y recambios típicos en un piano acústico son más sencillos y baratos.

Piano acústico vertical o acústico de cola

01Elegir entre un piano acústico vertical o uno de cola debería ser fácil. Los pianos verticales ocupan menos espacio, encajan en paredes y esquinas, y tienen un coste menor, a cambio no son tan elegantes e impresionantes como un piano de cola. Por otro lado, los pianos de cola tienen las teclas más largas que los verticales, y la mecánica es un poco diferente (la repetición de notas es más rápida y el apagado suele ser un poco más efectivo) por lo que hay un mayor control de la intensidad y la sensibilidad es un poco mayor. Y por último, la proyección del sonido del piano de cola es mejor por tener la tabla de resonancia horizontal y con una tapa que se puede abrir.

Hay diferentes tamaños de pianos verticales y de cola (en los verticales por altura y en los de cola por su longitud). En ambos, cuando el tamaño es mayor las cuerdas son más largas en las secciones graves y medios, y el sonido suele ser más consonante, también favorecido por una tabla de resonancia mayor y por un golpeo de los martillos en el sitio más adecuado de la cuerda. Además, en los pianos de mayor tamaño las teclas también suelen ser más largas, con lo que hay mayor control de la expresividad. La clasificación por tamaños de los pianos es la siguiente:

Pianos verticales (por altura): Pianos de cola (por largo):
  • Espineta hasta 100 cm
  • Consola de 100 a 110 cm
  • De estudio de 110 a 120 cm
  • Profesional de 120 a 130 cm
  • Grandes a partir de 130 cm
  • Baby grand o Mignon hasta 130 cm
  • Cuarto de cola de 130 a 190 cm
  • Media cola de 190 a 225 cm
  • Tres cuartos de cola de 225 hasta 255 cm
  • Gran cola o de concierto a partir de 255 cm

De un piano acústico a otro hay diferencias que saltan a primera vista como el aspecto exterior, y hay otras diferencias que no son tan evidentes. Prácticamente todos los pianos tienen 88 notas, son negro brillante o con un acabado de madera y tienen 3 pedales, lo que puede hacer que el comprador se pierda entre las diferentes marcas, modelos y precios. Pero hay diferencias de parámetros técnicos y de diseño que acaban haciendo que suenen y que tengan un tacto diferente. El precio del piano va ligado a su calidad, lógicamente, a mejor calidad de los materiales, y que éstos estén mejor ensamblados, que haya mejores controles de calidad, una mejor regulación y entonación del piano, al final hace que la calidad del piano sea mayor.

Dentro de rangos de precio parecidos es muy subjetivo comparar la calidad. Y dentro de cada rango podemos encontrar tanto pianos nuevos como de segunda mano o con diferentes prestaciones, lo que puede hacer confuso elegir dentro de la oferta disponible.

Piano nuevo o de segunda mano

02 2Hay varios motivos para valorar la compra de un piano de segunda mano. Desde mirar pianos económicos, pianos que para un presupuesto dado tengan más calidad que un piano nuevo de ese precio, o modelos de pianos que ya no existen nuevos,...

En los pianos hay cierta variedad de sonido (algunos son más brillantes y otros más dulces, hay matices y hay diferentes contrastes entre graves y agudos por tono e intensidad). En parte se debe al diseño del piano: empezando por el grosor y tensión de las cuerdas, siguiendo por la fuerza de golpeo, peso, forma y densidad de los martillos, y acabando por la ligereza de movimiento de los ejes del mecanismo y de la presión necesaria para bajar las teclas. Evidentemente hay unos estándares y los pianos nuevos (o de segunda mano en buen estado) no tienen grandes diferencias en esos parámetros de unos a otros, aunque se pueden apreciar sin dificultad los diferentes sonidos.

Cuando un piano es de segunda mano, los fieltros pueden haber tenido un cierto desgaste y el tipo de sonido se puede ver afectado, normalmente los pianos nuevos son más brillantes y suenan con más intensidad. Aún así, si el piano usado está en buen estado, haciéndole una regulación y una adecuación de los martillos puede recuperar el brillo inicial.

Los pianos de segunda mano, que han estado en buenas condiciones ambientales, no han tenido un uso excesivo y han tenido un buen trato en general, aunque pasen los años pueden estar muy nuevos de mecánica y sonido. Especialmente los pianos de buena calidad se deterioran lentamente porque tienen materiales de mayor calidad y mejor ensamblados. En algunos casos, podemos encontrar un sonido que nos guste más en un piano usado que en uno nuevo.

Hay pianos usados a la venta fabricados en muchas épocas y lugares diferentes. Cuando se contacta al vendedor es interesante pedirle la marca, el modelo y el número de serie del piano, para poder buscar información de la marca, de cuándo y dónde se fabricó (no tiene porqué coincidir con la nacionalidad de la marca), de su reputación y de la valoración actual de modelos parecidos. Hay mucha información en internet para las marcas con más prestigio, en inglés especialmente, también existe la opción de preguntar directamente en los teléfonos o mails de contacto de la marca. Si el piano es de una marca de menor reputación, el número de serie es posible que no dé prácticamente información y se tenga que creer el año de compra que nos digan o intentar deducirlo al verlo.

En la compra a un particular también es interesante preguntarle cuándo y dónde lo compró, el motivo de la venta, cuantas veces se ha afinado, si ha tenido reparaciones, si ha tenido mucho uso, si se ha trasladado muchas veces, si ha tenido varios propietarios,... Lógicamente lo importante es comprobar el estado exterior del piano y el funcionamiento de teclas y pedales, pero saber un poco sobre el piano que se va a comprar y la afinidad con el vendedor también puede influir.

Ventajas de un piano usado: Ventajas de un piano nuevo:
  • Menores costes de compra.
  • El piano mantiene bastante constante su precio con el tiempo.
  • La variedad de pianos de diferentes años y estilos, y la diversión de la búsqueda y comparación de pianos y precios, y su comparación con los modelos actuales.
  • Mayor posibilidad de negociar el precio final y más márgenes para acordarlo.
  • Hay garantía del fabricante, además de información abundante.
  • Oferta de varios distribuidores con diferentes marcas y modelos.
  • Menor mantenimiento inicial del piano
  • Un piano con muchos años de vida por delante.
  • Puede incluir extras: transporte, primera afinación, banqueta nueva, la instalación de un sistema silent, un contrato de mantenimiento o una financiación del pago a plazos.
Inconvenientes de un piano usado: Inconvenientes de un piano nuevo:
  • No tienen garantía, no incluye el transporte o la primera afinación, a no ser que sea un piano revisado o renovado por una tienda.

  • El piano tendrá en principio una vida útil menor, aunque dependerá mucho de los años y estado del piano y de dónde se coloque y cómo se use.

  • Puede ser más confuso para comprar por tratarse de particulares, y puede que a nivel local haya poca oferta según donde esté el comprador.

  • Es posible que requieran una puesta a punto o alguna reparación. Si no se tienen conocimientos necesitará un técnico que revise el estado del piano, y en caso de necesitar reparaciones que haga un presupuesto para poder comparar con otros pianos.

  • Mayor coste, aunque puede incluir extras.
  • Depreciación rápida del piano (como mínimo en 5-10 años el 30%, y en 10-20 años el 50% de su valor original).

Dentro del mercado de segunda mano hay vendedores particulares y tiendas profesionales. Los pianos que están en tiendas en principio están revisados, y algunos incluso han sido renovados (por ejemplo cambiando o adecuando los fieltros, cambiando cuerdas y clavijas, reparando y puliendo el lacado exterior,...). Los pianos de las tiendas tienen un precio mayor, aunque posiblemente incluyan todos los extras que también tienen los pianos nuevos: garantía para algunos años, que se pague a plazos, que en caso de no gustar se pueda cambiar por un modelo superior, que sea un alquiler con opción a compra, que dispongan de extras como instalar un silent piano o contratar un servicio de mantenimiento.

¿Debe probarse el piano antes de la compra?

Kawai UST8 Action Wide Photo

Un piano acústico es un producto de los más caros que estarán en su casa. Y además por su tamaño seguramente ocupe un lugar privilegiado de la sala o alguna habitación. Aunque el comprador no tenga conocimientos de pianos es útil verlo y probarlo. Para tener más confianza se puede ir acompañado de un técnico al que deberá pagar lo acordado.

Primero hay que comprobar que el piano tenga un aspecto exterior correcto y las ruedas funcionen. Luego que las teclas estén alineadas y separadas entre sí de manera igual, que se hundan todas igual (que sea uniforme para todo el teclado) y que no haya un exceso de ruidos. Vale la pena comprobar el funcionamiento de los pedales, especialmente el pedal de resonancia (el de la derecha) que levante todos los apagadores de manera uniforme. Sería recomendable abrir el piano para verificar que esté relativamente limpio, que tenga todas las cuerdas y no estén muy oxidadas, que las clavijas estén en buen estado, y que los martillos no estén muy desgastados. Si el piano está afinado se puede juzgar el tipo de sonido. Por último, en pianos antiguos se puede comprobar que la tabla armónica no tenga fisuras. Si vamos acompañados de un técnico se le puede preguntar qué tipo de reparación o puesta a punto necesita el piano y qué coste tendría. Lo ideal sería que el vendedor enseñara el piano afinado y revisado, desafortunadamente a veces no es así, y eso repercute a la baja en el precio.

Para un piano de tienda (nuevo, revisado o renovado) se puede entender una compra sin probarlo. En este punto es importante tener en cuenta que el sonido de un piano depende del tamaño y distribución de la habitación donde se encuentre, suena diferente de una casa a otra, y especialmente de la sala de una tienda grande a una casa, por lo que el gusto por el sonido no es algo tan definitivo como pueda parecer cuando se está probando. También si el piano está recién afinado dará una sensación de sonido limpio y brillante que otro que lleve más sin afinar no dará, y también influirá el tipo de afinación que tenga. En cuanto a la mecánica del piano, tiene unos estándares por lo que si se vende en tienda se supone que está en perfecto estado y además tiene garantía. También es remarcable que un piano de tienda profesional se puede cambiar por un modelo superior si no se está satisfecho.

En un piano de segunda mano de un particular sí que es necesario probarlo, para empezar porque no hay garantía y debe comprobarse el funcionamiento y el sonido. Hay que ver al vendedor, sentarse al piano y probar todo, y sentirse cómodo con la compra de ese piano. Así que las compras por internet a larga distancia a particulares deben descartarse o desplazarse para ver el piano, y sobre todo hay que evitar timos en ofertas de particulares de otros países. Y en compras a corta distancia también vale la pena hacer el contacto con la persona que lo vende y procurar que haya confianza tanto por el vendedor como por parte del comprador.

¿Qué pianos buscar?

Un piano antiguo sin restaurar es muy probable que no nos proporcione las condiciones mínimas para el estudio. También hay pianos más recientes de muy mala fabricación que son evitables a pesar del bajo precio de venta (por ejemplo la mayoría de los soviéticos de los años 1970-1990, o muchos de los chinos de hace unos años). También será evitable un piano más nuevo que se le ha dado un mal trato o se ha dejado “aparcado” en un lugar inadecuado.

Personalmente, si se busca un piano y no se tiene conocimientos, no miraría pianos con más de 40 años (y a ser posible muchos menos) de marcas con los nombres más estándar o de alta gama y que estén en estado óptimo. Hay alguna excepción de pianos con más de 40 años que se han conservado muy bien. Los pianos antiguos que tienen valor por su marca y fabricación es mejor dejarlos para un restaurador profesional.

Los pianos restaurados deben verse con un técnico para inspeccionar que esté todo bien y que no haya algún defecto que impida practicar de manera normal. Los pianos que necesiten alguna reparación también es mejor verlos acompañados de un técnico para que dé la opinión y el coste de esa reparación.

Es mejor buscar pianos en buen estado, sin fallos y afinados, aunque haya que volver a afinarlos una vez hecha la compra y el traslado. Que el piano esté afinado va bien para probarlo y saber realmente cómo suena, porque un piano afinado suena más limpio y las notas, intervalos y acordes suenan más consonantes entre sí.

Lógicamente, los pianos que más aparecen de segunda mano son los que más se han vendido en años anteriores, tanto verticales como de cola.

03

Y por último, como orientación para presupuestos, a grosso modo:

De 0 a 1.000 euros.

  • Electrónicos nuevos a partir de 600€, con tecla contrapesada. A mayores precios tienen mejores prestaciones de pulsación y de sonidos.
  • Verticales usados de particulares, antiguos o en mal estado que no valen para el estudio.

De 1.000 a 2.000 euros.

  • Verticales usados de particulares con bastantes años, o relativamente nuevos pero de marcas de menor calidad. Hay algunos pianos en esta franja que valen para estudiar en casa, pero hay que evitar los que no estén en buen estado.

De 2.000 a 3.000 euros.

  • Verticales usados de particulares de mejores marcas y modelos que en el rango anterior. Se pueden encontrar algunos perfectos para el estudio en casa.
  • Verticales revisados en tienda de marcas de menor prestigio.

De 3.000 a 4.000 euros.

  • Verticales usados de particulares de buena marca y modelo, prácticamente nuevos y con poco uso.
  • Verticales revisados o renovados en tienda de marcas con más prestigio, aunque con algunos años.
  • Verticales nuevos en tienda de modelos de nivel medio.

De 4.000 a 7.000 euros.

  • Pianos de cola de particulares un tanto antiguos, o pequeños, o de marcas de menor rango.
  • Verticales revisados o renovados en tienda de nivel alto, modelos profesionales y a mayor precio con muy pocos años.
  • Verticales nuevos en tienda de nivel medio-alto.

De 7.000 a 10.000 euros.

  • Pianos de cola de particulares de mejores modelos y en buen estado.
  • Pianos de cola revisados o renovados en tienda con algunos años.
  • Verticales nuevos en tienda de nivel profesional.
  • Pianos de cola nuevos en tienda de marcas de menor prestigio.

De 10.000 a 15.000 euros.

  • Pianos de cola de particulares de nivel alto.
  • Pianos de cola revisados o renovados en tienda mejores que el rango anterior.
  • Verticales nuevos en tienda del nivel más alto.
  • Pianos de cola nuevos en tienda de un modelo superior que el rango anterior.

A partir de 15.000 euros.

  • Pianos de cola cada vez mejores y más grandes o de diseño.

Autor: Luis Nogueira - pianos-afinador.com


Temas: Pianos

Publicado en Pianos